Search


Subscribe


Social


facebookinstabloglovingpinterest
Amsterdam_museumplein
7th of November 2017

Holland Photo Diary


30 países antes de los 30: reto cumplido el pasado mes de abril con una escapada a Holanda. Desde luego, este pasará a la posteridad como “mi país número 30″. Bueno, y también como “el primer lugar donde perdí el avión de vuelta por estúpida”. Cuatro días en los Países Bajos —con paradas en Róterdam, Ámsterdam y los jardines de Keukenhof— no bastan para descubrir el país en profundidad. Sí son suficientes para empezar a entender el estilo de vida holandés y para darte cuenta de que tu altura siempre es relativa. En el país de las bicis, los tulipanes, los molinos y el queso Gouda la modernidad y la nostalgia se mezclan para ofrecer una atmósfera única.

 RÓTERDAM

A una hora en tren de Ámsterdam encontramos la ciudad holandesa de la arquitectura: Róterdam. El Markthal, un mercado futurista en forma de herradura, es uno de sus emblemas. Combinado con viviendas y con el techo pintado por Arno Coenem con su obra Cuerno de la abundancia, este es un buen sitio para pasear y degustar los productos de la región: no puedes marcharte sin probar los irresistibles stroopwafels (gofres rellenos de caramelo).

Delante del Markthal están las también famosas Casas Cúbicas, del arquitecto Piet Blog, unas originales casas inclinadas que en la actualidad acogen un albergue de juventud. Otro de los iconos de Róterdam es el puente Erasmusburg (¡bautizado en honor al señor que inventó los intercambios Erasmus! ja, ja). Con 800 metros de largo y 130 metros de altura, es conocido con el sobrenombre de El cisne. Por último, no debes perderte Witte de Withstraat, una calle artística y animada, con tiendas, restaurantes y cafeterías donde pasar un rato entretenido.

mercado_roterdam_techo

Roterdam_mercado_queso Roterdam_mercado_especias mercado_roterdam Roterdam_puente_erasmusbrug Roterdam_puerto_barcos

 

ÁMSTERDAM

Ámsterdam es mucho más que coffee shops y despedidas de soltero desenfrenadas. Más allá del Distrito Rojo de la capital holandesa, los parques urbanos Oosterpark y Vondelpark explotan en primavera con lugareños y turistas que veneran los primeros días soleados. A su vez, el Mercado de las Flores se llena de ramos de tulipanes de todos los colores, aunque lo que impera es la venta de bulbos y semillas, que hacen despertar al más urbanita las ganas de tener un jardín propio.

¿Lo mejor? Pasear sin rumbo por los canales, perderse —¿soy yo, o todos los canales parecen iguales?—, encontrarse y, por el camino, descubrir la Casa de Ana Frank —reserva entrada si no quieres hacer cola durante horas—, la biblioteca pública —con un mirador en la última planta—, la Dam o plaza principal con el Palacio Real y el Monumentto Nacional… Guárdate un día para acercarte a Museumplein, punto de partida para visitar el Rijksmuseum y el Museo Van Gogh, y luego retoma fuerzas en una de las terrazas al sol de la plaza Rembrandplein mientras ves la vida pasar.

¿Dónde comer? Los puestos de patatas fritas son más que populares para un tentempié on the go, pero para los amantes de la comida sana recomiendo: Liquid Mokum, un bar de zumos, batidos, café y caldo situado en el maravilloso BeursPassage, en pleno centro; De Bolhoed, un restaurante vegetariano/vegano con vistas a uno de los canales, recomendable para cualquier momento del día gracias a su variedad de opciones; Beter & Leuk, cerca de Oosterpark, un café healthy muy acogedor, perfecto para un brunch antes de ir a pasear por el parque; Café Chantilly, en la zona este de la ciudad, con un personal muy amable y un menú surtido del que recomiendo probar los pancakes y alguno de los pasteles caseros del mostrador.

amsterdam_canales Amsterdam_mercado_tulipas amsterdam_condomerie amsterdam_annefrank amsterdam_mercado_flores Amsterdam_bicicletas Amsterdam_canal Amsterdam_biblioteca

 

JARDINES DE KEUKENHOF

Los jardines de Keukenhof son el parque floral más famoso de Holanda, también llamado el jardín de Europa. Cada primavera recibe millones de visitantes de todo el mundo ansiosos por ver un mar de tulipas de todos los colores.

Ojo: los inmensos campos de tulipas que se ven en las fotos no forman parte del jardín botánico. Muchos rodean el parque pero son privados. Se pueden alquilar bicis para llegar, así que resérvate un tiempo extra si decides acercarte. A esto hay que sumar el tiempo indefinido de cola que tendrás que hacer si quieres llegar a Keukenhof con la lanzadera que sale desde el aeropuerto de Schiphol, más el trayecto (unos 35 minutos). Se pueden comprar los combi tickets (entrada + autobús) por internet.

Qué no hacer cuando visites los jardines de Keukenhof: dejarlos para el último día y tener que volver corriendo, sin apenas haber tenido tiempo de recorrerlos debido a las esperas, para no perder el avión —aunque, por otras cuestiones que no vienen al caso, lo acabes perdiendo igualmente, ejem, ejem—.

Keukenhof_tulipas Keukenhof_vista Amsterdam_jardin_keukenfof_molino amsterdam_jardin_keukenhof Keukenhof_campo_tulipas Keukenhof_campo

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

newsletter

ABOUT

The Perfumed Backpack is the ultimate piece of luggage for hopeless adventurers. With heart notes of wanderlust, it emanates the beautiful scent of life.

Recent Posts

Instagram

  • Instagram Image
  • Instagram Image
  • Instagram Image
  • Instagram Image
  • Instagram Image
  • Instagram Image
  • Instagram Image
  • Instagram Image
  • Instagram Image
  • Instagram Image
  • Instagram Image
  • Instagram Image

Follow me