Search


Subscribe


Social


facebookinstabloglovingpinterest
byronbay5
21st of March 2016

10 Ideas para disfrutar Byron Bay


Byron Bay es un pueblecito surfero situado a 200 km al sur de Brisbane que se encuentra en el punto más oriental de Australia. Durante la década de los sesenta se llenó de jipis en busca de un estilo de vida alternativo y desde entonces es conocido por su peculiar ambiente happy flower. Pero más que un pueblo jipi o una meca del surf, Byron Bay es una actitud.

Sabrás que has llegado a Byron Bay porque te darás cuenta de que la media de hombres greñudos, barbudos y con rastas es mayor a la común; porque las camisetas tie-dye siguen siendo el último grito; porque andar descalzo es casi obligatorio, y porque aquí reciclan las planchas de surf viejas convirtiéndolas en bancos públicos.

En definitiva, Byron Bay está lleno de rebeldes sin causa (y de mochileros). Sería el topónimo australiano equivalente a nuestra Formentera cuando decimos “lo dejo todo y me voy a vivir a…”. Fácil de decir pero difícil de cumplir, y más sabiendo que aquí los precios son jipipijos.

Si, como yo, no tienes claro lo de mudarte aquí definitivamente porque el urbanita que llevas dentro te lo impide y te basta con disfrutar del estilo de vida de Byron Bay solo por unos días, aquí tienes algunas ideas de qué hacer:

1. People-watching. Es decir, observar a la gente como actividad aprovechando la singular población de Byron Bay. Es muy entretenido y se puede hacer en cualquier lugar, aunque es especialmente recomendable hacerlo sentado en la playa o en una cafetería, desde donde puedes ver pasar autocaravanas con adhesivos muy acertados, como este:

byronbay3

2. Hacer un cursillo de surf. Con la extensa oferta de escuelas de surf que hay no te va a costar encontrar un curso introductorio para, como mínimo, aprender la teoría. La práctica es más complicada ya que requiere horas y horas de intentar coger olas… pero es el sitio idóneo para iniciarte.

3. Ver el amanecer en la playa. El madrugón vale la pena cuando te espera un cielo con tonos pastel que parecen sacados de una película de Disney. Es el momento perfecto para hacer un poco de yoga o meditación matinal con un telón de fondo top.

4. Andar hasta el faro. Construido en el siglo XIX, el faro de Cape Byron aun está activo. Se puede llegar desde el pueblo recorriendo un camino de unos 3 km por el que, si tienes suerte, hasta puedes avistar ballenas. A la vuelta, puedes parar a darte un chapuzón en Wategos Beach, que forma parte del mismo parque nacional y es muy conocida entre los surfistas.

byronbay7

5. Probar las galletas de Byron Bay Cookie Company. Aunque actualmente distribuyen por todo el mundo, la tienda oficial de las famosas galletas está en el centro de Byron Bay, donde ofrecen una amplia gama de cookies, hasta con opciones para celíacos.

6. Recorrer las tiendas jipis. No es que el pueblo sea muy grande pero por las calles del centro hay un buen número de tiendas de moda, sobre todo de moda playera, sufera y vintage. No creo que sea el mejor sitio para ir de compras teniendo en cuenta los precios, pero es una alternativa a ir a la playa si el tiempo no acompaña.

byronbay6

7. Comer en Heart and Halo. Se trata de un local humilde escondido detrás de Middleton St donde venden comida sana vegetariana a precios razonables para ser Byron. La pizza vegetariana con base de espelta está deli.

8. Visitar Nimbin. Si quieres salir de Byron para hacer una excursión de un día puedes acercarte a Nimbin, que está a 70 km y es conocida como la capital australiana de la droga, ya que es similar a Ámsterdam en lo que se refiere al consumo libre de cannabis. Nimbin es curioso de ver aunque no tengas intención de consumir ninguna sustancia alucinógena, solo declina educadamente las invitaciones de la gente que te invite a probar galletas, que estas no serán como las de la tienda de antes ;)

9. Salir de fiesta en Cheeky Monkey’s. Es el local de culto de todos los mochileros que pasan por Byron Bay, donde el nivel de desfase es bastante elevado (véase: bailar encima de las mesas, paint parties, bikini nights, etc.). Se tiene que vivir al menos una vez en la vida.

10. Recuperarse de la fiesta con un breakky australiano. Aquí también saben disfrutar del mejor momento del día, el desayuno. Las cafeterías esparcidas por el pueblo ofrecen café del bueno y platos para aliviar la resaca, como la típica tostada con aguacate, los huevos revueltos/pochados con guarniciones a elegir y los pancakes. ¿Nombres? Bayleaf Café, Espressohead y Succulent Café, entre muchos otros.

byronbay8

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

newsletter

ABOUT

The Perfumed Backpack is the ultimate piece of luggage for hopeless adventurers. With heart notes of wanderlust, it emanates the beautiful scent of life.

Recent Posts

Instagram

Instagram has returned invalid data.

Follow me